Diviértete reciclando los papeles que no sirven.  Agrupa todos aquellas hojas sucias y arrugadas que van directo a la papelera, cartas de publicidad que tirarías a la basura de inmediato, hojas de bocetos que no sirven, todos los periódicos viejos y las revistas pasadas de fecha y conviertes en simpáticas hojas que usarás para crear tus tarjetas personales, agendas divertidas y hasta tus libretas de notas.

Para ellos necesitas:
Una licuadora
Una bandeja amplia
Pétalos de flores
Todas las hojas que papel que tengas en casa que no vayas a usar
Moldes de madera rectangulares con cedazo y lienzo

Preparación:
Empieza cortando trozos de 100gr de papel inservible. Ponlos en una licuadora, agregue un litro de agua y deja reposar toda la noche. Licuar todo y vertirlo en el la bandeja amplia con otro poco de agua.

Diluye las anilinas en agua (según las indicaciones de su envase) y una vez listas incorpórelas a la preparación. Además agrega algunos pétalos de flores. Ahora, sumerja en el recipiente el molde de madera y levántelo de forma horizontal para que la pulpa retenida se empareje.

Espere unos segundos hasta que el agua haya drenado. Ahora, sobre un trapo limpio, de vuelta el molde para retirar la hoja que ya casi está formada y presiónela suavemente. Repita la operación tantas veces como hojas recicladas necesite.

Finaliza colocando cada una de las hojas sobre el lienzo, bien separadas y déjelas allí hasta que sequen por completo.

Dim lights

 

 

 

 

Escribir un comentario

     


Código de seguridad
Refescar


La guía Barcelona Viva, nace por iniciativa de 021Studio de crear un medio impreso y digital, donde reunir artículos y empresas vinculadas a la vida sana y natural.