¿Sientes que la mitad de tu vida transcurre detrás del volante?

Con el crecimiento de las ciudades y la proliferación de los coches, desplazarse para ir a trabajar puede ser caótico y estresante. Hoy por hoy pasamos mucho tiempo al volante recorriendo calles y autovías. Se calcula que aproximadamente estamos ¡12 días completos al año!

Si eres de los que conducir te causa irritabilidad, cansancio y frustración, sigue estos sencillos tips para que tus recorridos sean más ligeros:
-Has una recopilación de tu música favorita, una lista llena de música que te llene de energía para el trayecto de ida y otra para relajarte de regreso a casa. Cuando estamos atorados en el tráfico, si escuchamos música agradable tenemos menos probabilidades de estresarnos.

-Trata de modificar tu horario de trabajo para evitar las horas pico. Intenta negociar con tu jefe la hora de entrada y salida del trabajo.

-Intenta tomar el transporte público, además de ser la opción respetuosa con el medio ambiente, estudios afirman que no es el trayecto el factor estresante, sino el tiempo que estamos en el coche. El problema de control es lo que ocasiona el estrés. Si conduces tu coche al trabajo, en gran parte es para sentir control sobre la situación. Estando en un atasco, sientes que has perdido el control, mientras que al ir en transporte público, cedemos el control del trayecto. De esta manera, si llegas con retraso no te culparás ni te torturarás pensando cómo arreglar la situación.

-Prueba salir 20 minutos antes de lo regular. Estudios confirman que cuando tenemos más margen de tiempo y no estamos preocupados porque llegaremos tarde, el nivel de estrés es más bajo.

-Aprovecha para aprender otro idioma o escuchar un audio-libro mientras conduces. Puedes adquirir un curso de inglés o el último éxito literario en CD o MP3, haciendo tu trayecto más provechoso.

-Si vas con prisas, es mejor que te olvides de las carreras. Acelerar y serpentear sólo te harán ganar unos pocos minutos, al mismo tiempo que tus niveles de estrés aumentan. Es más seguro bajar la velocidad y conducir con calma.

-Antes de ponerte el cinturón de seguridad, chequea que tu asiento y respaldo estén alineados para que te sientas más cómodo.

-Planea varias rutas alternativas para llegar a tu destino. Si sabes que puedes tomar otra vía, instantáneamente te concedes un mayor control de la situación

-Toma una posición de “conductor defensivo”, es decir, no dejes que te moleste lo que hacen los otros al volante. Si te enojas cuando los demás te rebasan, cuando van más lento, olvidan hacer una señal o si van escuchando la música a volumen alto, sólo lograrás estresarte.

-Intenta relajarte antes de entrar en el coche, desayuna tranquilamente, no vayas con prisas y disfruta del camino!

 

 

 

 

Escribir un comentario

     


Código de seguridad
Refescar


La guía Barcelona Viva, nace por iniciativa de 021Studio de crear un medio impreso y digital, donde reunir artículos y empresas vinculadas a la vida sana y natural.