FRUTAS Y VERDURAS ECOLÓGICAS, UN PLUS PARA LA SALUD

Conocemos las ventajas de los productos ecológicos, tanto para la salud como para el medio ambiente, incluso para la economía de los pequeños agricultores locales, al conseguir precios justos por sus productos.

Cada vez estamos más concienciados de sus bondades, vamos obteniendo más información, nos fijamos en que a nuestro alrededor hay cada vez más personas interesadas... y nos animamos a probar. La mayoría incorporamos los productos ecológicos a nuestra vida de tal manera que notamos las diferencias de sabor y textura de algunos alimentos si los comparamos con los producidos de forma masiva, además de que nos sentimos con más energía. No en vano se trata de un producto vivo y al fin y al cabo somos lo que comemos. Pero hay personas que no tienen el hábito de comer fruta y verdura, por lo que no saben como incorporarlas a su dieta, pese a querer consumir más productos saludables. Para daros unas pistas sobre la manera de conseguirlo os dejamos unas ideas para aumentar el consumo de frutas y verduras:

Por las mañanas: Empecemos el día con fruta fresca para revitalizarnos: un zumo recién hecho entre semana y una colorida ensalada de verduras de hoja y fruta el fin de semana ayudan a revitalizarnos por las mañanas.

A medio mañana y en la merienda: Durante esos cortos descansos para reponer fuerzas la fruta ecológica nos lo pone muy fácil, pues existen muchas variedades que se ingieren con su piel, lo que nos supone un ahorro de tiempo y un plus de vitaminas, minerales y fibra. La verdura como snack para la oficina o la escuela es una manera original de añadir vitaminas. Como se ingieren crudas siempre serán mejor de producción ecológica para poder aprovechar todos los nutrientes y evitar los restos de pesticidas y otros aditivos químicos.

Comida y cena: La variedad de combinaciones de verdura para la comida principal es prácticamente infinita: Ensalada (de plato principal o de guarnición), cocinada al vapor como acompañamiento, en sopa, en tortilla, en panaché, en tempura, a la plancha, en crudités, como complemento a los guisos de legumbres, integradas en un plato de arroz, pasta, mijo...

Las verduras no son para nada aburridas, muchas personas tienen la idea de que han de ser platos monotemáticos y sin sabor, cuando la mayoría de las veces, sólo con añadir unos dados o unas hojas de la variedad que tengamos disponible a cualquier preparación la enriquece tanto en nutrientes como en vistosidad. Y siempre está el socorrido puré....

Ahora sólo queda decidir el menú. Buen provecho.

 

Un articulo facilitado por:

 

 

 

 

Escribir un comentario

     


Código de seguridad
Refescar


La guía Barcelona Viva, nace por iniciativa de 021Studio de crear un medio impreso y digital, donde reunir artículos y empresas vinculadas a la vida sana y natural.